Aragón, nuestra vida, nuestro sentir…

Nuestra tierra

Presentación de la investigación sobre el uso de la lengua aragonesa en el Alto Aragón

La Fundación Aragonum y el Ligallo de Fablans de l’Aragonés presentaron el pasado 15 de marzo en el Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI, el “Análisis de la encuesta de uso de la lengua aragonesa en la zona de uso predominante y su evolución”.

Zaragoza, 19 de marzo de 2024 -. La Fundación Aragonum y el Ligallo de Fablans de l’Aragonés presentaron el pasado 15 de marzo en el Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI, el “Análisis de la encuesta de uso de la lengua aragonesa en la zona de uso predominante y su evolución”, realizado por los sociólogos de la Universidad de Zaragoza Antonio Eito, Chaime Marcuello y Alejandro Pardos, y el especialista en estadística e investigación operativa de esta institución José Ángel Iranzo. Este trabajo ha sido promovido por la Cátedra Johan Ferrández d´Heredia de Lenguas Propias y Patrimonio Inmaterial de Aragón, con el apoyo de las comarcas de Ribagorza, Hoya de Huesca/Plana de Uesca y Jacetania, así como de la Dirección General de Política Lingüística del Gobierno de Aragón.

Más de 30 personas asistieron a la presentación, que fue realizada por Chaime Marcuello y Alejandro Pardos. En ella explicaron, con todo lujo de detalles, cómo se había realizado el proyecto, en base a las más de 1.000 encuestas, realizadas durante el año 2023, en 60 municipios altoaragoneses de las comarcas de Cinco Villas, Hoya de Huesca, Jacetania, Alto Gállego, Monegros, Somontano, Sobrarbe, Ribagorza, Cinca Medio y La Litera -las zonas de uso predominante del aragonés y también del catalán fueron delimitadas en el Anteproyecto de Ley de Lenguas de 2001-.

Los estudios sociolíngüísticos del aragonés, una de las lenguas más amenazadas de Europa, tienen pocos precedentes. En 2001 la DGA encargó un trabajo similar el Eusko Barómetro, antecedente más claro del trabajo actual. Posteriormente el censo de 2011 incluyó, para el conjunto de Aragón, varias preguntas sobre las lenguas de la Comunidad que han alimentado análisis posteriores.

El trabajo actual (2023) se ha llevado a cabo con todas las garantías científicas, buscando garantizar la representatividad de los municipios seleccionados y adaptando la estrategia de elaboración para superar las dificultades que plantea la escasa población de algunos territorios, sumada a la dispersión de las localidades y la falta de vertebración de algunas áreas. Las principales conclusiones de este trabajo indican una mayor percepción de la identidad de la lengua y un cierto declive en su uso.